lunes, 4 de marzo de 2013

Nueva Factura Simplificada

Desde el pasado 1 de enero los Tiques dejaron de existir para dar paso a las nuevas Facturas Simplificadas con la entrada en vigor del Real Decreto 1619/2012 (que podéis consultar aquí).

¿Qué significa esto? Significa que ahora existen dos tipos de factura. A saber. La factura completa u ordinaria (la de toda la vida) y la nueva factura simplificada, que como ya hemos comentado sustituye a los típicos tiques, con el fin de "establecer un sistema armonizado de facturación, y promover y facilitar el funcionamiento de los pequeños y medianos empresarios".

¿Y en qué consiste esta nueva factura simplificada?
Las facturas simplificadas tendrán un contenido algo superior al de los antiguos tiques pero un contenido más reducido que el de las facturas completas u ordinarias. Un factura simplificada debe incluir los siguientes datos:
  • Número y, en su caso, la serie. Numeración correlativa dentro de la serie.
  • Fecha de expedición (la cual no era obligatoria en los tiques).
  • Número identificación fiscal y razón social del emisor de la Factura Simplificada.
  • Identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados.
  • Tipo impositivo aplicado (con la opción de utilizar la expresión “I.V.A. Incluido”). Cuando una misma factura comprenda operaciones sujetas a diferentes tipos impositivos del I.V.A. deberá especificarse por separado, además, la parte de base imponible correspondiente a cada una de las operaciones.
  • Importe total de la factura.
La factura simplificada no podrá utilizarse para deducirse el I.V.A., a menos que se incluyan en la factura los datos fiscales del destinatario de la factura.

¿Cuando se puede emitir una factura simplificada? Se podrá emitir cuando su importe no supere los 400€, I.V.A. incluido, o se trate de una factura rectificativa; o cuando el importe no supera los 3.000, I.V.A. incluido, en las operaciones siguientes:
  • Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de los productos entregados.
  • Ventas o servicios en ambulancia.
  • Ventas o servicios a domicilio del consumidor.
  • Transportes de personas y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías, horchaterías, chocolaterías y establecimientos similares, así como el suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto.
  • Servicios prestados por salas de baile y discotecas.
  • Servicios telefónicos prestados mediante la utilización de cabinas telefónicas de uso público, así como mediante tarjetas que no permitan la identificación del portador.
  • Servicios de peluquería y los prestados por institutos de belleza.
  • Utilización de instalaciones deportivas.
  • Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
  • Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
  • Alquiler de películas.
  • Servicios de tintorería y lavandería.
  • Utilización de autopistas de peaje.
Este Real Decreto también sirve para Impulsar la facturación electrónica, intentando así igualdad de trato para la factura en papel y la electrónica, como instrumento para reducir costes y hacer más competitivas las empresas.

Sabiendo de la importancia que este tema representa para todas las empresas, todas nuestras aplicaciones de gestión ya se encuentran adaptadas a esta nueva normativa, contando con facturación simplificada y completa.

Fuentes:
www.noticias.juridicas.com
telematel.wordpress.com
silvia-alfaro.blogspot.com.es