jueves, 25 de abril de 2013

5 errores y 5 aciertos en el diseño de un blog

Una buena estrategia de SEO o posicionamiento para nuestra página web debe incluir siempre un blog, con el que conseguir generar contenidos actualizados, originales y relevantes. Pero a la hora de aventurarnos en la confección de un blog debemos antes tener en cuenta diferentes aspectos, para conseguir atraer al público y llevarlos hasta nuestra web.

diseño blog DSMGHay que tener en cuenta que Google agradece mucho la generación de nuevos contenidos, premiando a tu web con una mejor posición en su lista de resultados. Es por ello que un blog constituye una herramienta fundamental para el posicionamiento y éxito de nuestra página web.

A continuación expondremos cinco aciertos y cinco errores que tenemos que tener en cuenta en la elaboración de nuestro blog. Pequeños detalles que unidos pueden conseguir un gran número de visitas para nuestra página o por el contrario sumirla en el más lejano de los olvidos. 

Acierto - Actualiza tu blog. Es el mayor obstáculo al que se enfrentan las empresas, mantener una periódica actualización de su blog. Es cierto que los resultados tardan en llegar, pero no se debe desistir e intentaremos publicar siempre que encontremos algo interesante para nuestros lectores. 

Error - Crear artículos excesivamente largos. Es muy bajo el porcentaje de gente que lee una entrada completa, palabra por palabra. Por ello debemos ponérselo fácil. Entradas bien estructuradas (como ahora veremos) y sin contenidos excesivos.

Acierto - Estructurar bien las entradas. Lo más común es comenzar con una introducción, en la que tiene que quedar claro el tema principal y en la que debemos conseguir atraer al lector, continuar con el contenido y terminar con una conclusión.

Error - Usar una tamaño de letra muy pequeña. Los textos deben poder leerse con facilidad y comodidad. Si al lector le resulta molesto leer el contenido de nuestro blog, lo más seguro es que busque en otra fuente de información.  

Acierto - Emplea sinónimos en la redacción de tu entrada. No debemos obcecarnos en repetir un mismo concepto o palabra pensando que con ello potenciaremos su resultado en los buscadores. La lógica de estos, cada vez más semántica, tiene la capacidad de interpretar la sinonimia, las relaciones semánticas y la naturaleza del léxico.

Error - Usar una combinación de colores molestos. También debemos tener en cuenta el color del texto, además de su tamaño. Este debe tener un correcto contraste con el color del fondo de nuestro blog, buscando al igual que con un correcto tamaño, que el texto se lea con facilidad y comodidad.

Acierto - Incluye enlaces, tanto internos como externos. Haz referencia a otros contenidos de tu web y enlázalos. Igualmente cuando extraigas información de otros portales haz referencia a ellos. Pero ojo, no se debe abusar de este apartado. 

Error - Enlaces que parecen texto normal. Se debe poder distinguir un enlace (tanto interno como externo) del resto del texto señalándolos con otro color. De igual modo que es recomendable distinguir con un tercer color los enlaces ya visitados por el lector, para que este tenga constancia de cuales ya ha visitado.

Acierto - Sé tú mismo. Si no quieres que la gente ignore tus contenidos, evita textos genéricos. Escribe sobre algo que entiendas, pero desde tu forma de entenderlo. De esta forma conseguirás una mayor fidelización con los lectores. 

Error - Usar el blog como herramienta de venta. Un blog es una herramienta pasiva, no una táctica de venta. Puedes hacer referencia a tus productos o servicios, pero utilizar el blog como portal de venta lo único que conseguirás es ahuyentar a los lectores.

Como comentábamos al principio son pequeños detalles que pueden hacer de tu blog un éxito o un completo fracaso. Pero sobre todo son pequeños detalles que podemos aplicar o corregir de forma muy sencilla y rápida. Esperemos que os puedan servir de ayuda todos estos consejos y si tienes un blog, no dudes en poner en práctica. ¡Nos vemos en la próxima entrada!