lunes, 29 de abril de 2013

Claves para que tu tienda online tenga éxito

No hace muchos años la venta por internet estaba reservada únicamente a grandes empresas especializadas. Afortunadamente hoy en día, gracias al avance de las nuevas tecnologías y la confianza de los clientes en la compra online, el disponer de una tienda online se encuentra al alcance de cualquier PYME, con la que abrir un nuevo canal de venta sin tener que invertir grandes cantidades de dinero.

Pero gestionar una tienda online, que además venda, no es una tarea sencilla. Se deben cuidar muchos aspectos y se han de tener en cuenta decenas de pequeños y no tan pequeños detalles que determinarán el éxito o el fracaso de una tienda online.


No es difícil ver como un mismo producto con un mismo precio en una tienda vende y en otra no. ¿Como es posible? No todas las tiendas presentan de la misma forma un producto ni producen la misma confianza en el cliente.

¿Cuales son las claves para nuestra experiencia con el e-commerce sea un éxito? A continuación os la mostramos.

Diseño atractivo. En esta vida todo entra por los ojos. Debemos tener un diseño agradable, limpio, que muestre la imagen real que queremos dar a nuestros clientes. Como en todo, la primera impresión es muy importante.

Descripciones únicas y originales. ¿Que diferencia a una tienda de otra? La información. Los contenidos. Crea una descripción única para cada producto. Y original. Google valora mucho la originalidad de los contenidos. Crear algo que nadie tiene, mejorará tu posicionamiento.

Fotos de calidad. Si hay algo con lo que no puede competir la venta online respecto a la venta física es en ver de cerca el producto, tocarlo, sentirlo. Haz fotos grandes, que muestren todas las partes interesantes del producto. No dudes en subir varias fotos de un mismo producto. Las fotos son el escaparate de tu tienda virtual.

Buscador interno. Un cliente no va a ver todos los productos de tu tienda. Pónselo fácil. Incluye un buscador para que vayan directamente al producto que buscan. Hará tu tienda más accesible y sencilla.

Agrupa productos. Cuanto más fácil y fluida sea una compra para el cliente, mejor. Agrupa los productos por categorías y al mismo tiempo incluye filtros dentro de cada categoría: por precio, por tipo, por modelo...

Garantía de reembolso. Por naturaleza, internet es un lugar "inseguro". Un comprador no sabe qué o quién está realmente detrás de una tienda online. Por ello, garantizando el reembolso de una compra conseguirás generar compromiso, confianza y seguridad.

Diferentes métodos de pago. Para un comprador indeciso cualquier pequeña traba puede ahuyentarle de realizar la compra. Insistimos. Debemos poner las cosas los más fáciles posible. Y ofrecer diferentes métodos de pagos es una de ellas. Pago con tarjeta, PayPal y trasnferencia bancaría son suficientes y necesarias.

Pruebas gratis. Si tus productos te dan la opción de ofrecer demos (en la venta de software por ejemplo) o muestras no dudes en hacerlo. Si han probado tu producto, hay muchas posibilidades de que vuelvan a tu tienda y no lo busquen en otra.

Blog y redes sociales. Crea una comunidad alrededor de tu tienda. Un blog con contenidos interesantes y originales relacionados con tus productos y con tu público objetivo ayudará a generar una buena fidelización con los clientes  Con las redes sociales conseguirás generar un diálogo online con tus clientes, e interactuar con ellos de una forma más cercana. ¡No lo desaproveches!

Ten paciencia. La venta por internet requiere tiempo. Lo habitual es que la principio, aunque tengamos muchas visitas, generemos pocas ventas. No desistas. Si tu tienda y tus productos son atractivos, los visitantes se animarán a comprar. Es cuestión de tiempo y de esfuerzo.

La base del éxito de nuestra tienda virtual se fundamente en tres conceptos: trabajo constante, atractivo y originalidad, y facilidad de compra. Poniendo en práctica estas claves, sin duda estaremos un poco más cerca de estos tres conceptos o por lo menos en el camino correcto.